Ir a contenido

Los mejores 'thrillers' psicológicos son aquellos que nos introducen en lo más oscuro de la mente humana, que son capaces de escarbar en los traumas y las angustias existenciales. ‘The chain’ no es una película perfecta, pero tiene la valentía de plantear algunos dilemas peliagudos en torno a la enfermedad, la muerte y los conflictos paternofiliales, comola necesidad de matar al padre y terminar con la herencia maldita. El director David Martín Porras coquetea con las atmósferas enfermizas y no siempre sabe llegar hasta sus últimas consecuencias, pero al menos nos ofrece personajes magnéticos (magnífica Neus Asensi) y una estupenda trama en torno a una red clandestina de suicidios.

'The chain': lazos suicidas (leer noticia)