28 feb 2020

Ir a contenido

No hay videojuego que se le resista al cine. Ahora es 'Sonic, el erizo', un producto japonés distribuido por Sega en los años 90 y que intentó competir con 'Super Mario Bros'. La versión al cine mezcla la animación del velocísimo erizo azul con la imagen real de James Marsden (el policía bueno que le ayuda) y Jim Carrey (el doctor malvado que le persigue). El tono es el de una aventura fantástica infantil, ingenua e inocente, destinada a un público indeterminado, sea o no seguidor del famoso videojuego original. Carrey vuelve a sus orígenes como comediante pasado de vueltas, más cerca de 'Ace Ventura' que de 'El show de Truman'.

Crítica de 'Sonic, la película': el diablo de azul (leer noticia)