Ir a contenido

Dirigida por Otto Bathurst, firmante de buenos episodios de dos de las mejores series británicas de los últimos años, 'Black mirror' y 'Peaky blinders', esta nueva versión de las andanzas de Robin Hood intenta en todo momento establecer conexiones entre el relato clásico y los tiempos recientes: una historia de amor a tres bandas, la semblanza entre el discurso del villano Sheriff de Nothingham y el de la actual derecha y extrema derecha sobre la inmigración y una batalla en las Cruzadas filmada como si se tratara de un enfrentamiento en la guerra de Irak. Por ello resulta simpática, nada pretenciosa, retro ni formalista.

'Robin Hood': actualización de un clásico (leer noticia)