Ir a contenido

Adaptación de la novela autobiográfica en la que el francés Romain Gary ficcionaba dos décadas de su juventud y recordaba el desmedido amor que su madre sentía por él, 'Promesa al amanecer' adopta una actitud maximalista: su excesivo metraje acumula géneros y rebosa complicaciones argumentales; sus actores sobreactúan como si no hubiera un mañana -la interpretación de Charlotte Gainsbourg roza lo insufrible-, y el relato en su conjunto adopta un tono grandilocuente favorecido por la impecable reconstrucción de tiempos y lugares. A nivel dramático, eso sí, la película es puro cartón-piedra.

'Promesa al amanecer': un gran peso muerto (leer noticia)

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.