Ir a contenido

La nueva película de Peter Hedges, sobre un adicto a la heroína que se escapa del centro de rehabilitación para pasar la navidad con los suyos pese a que claramente no está listo para el mundo real, tiene tanto interés en explicar cómo la droga destruye familias y comunidades que acaba tratando a sus personajes menos como personas que como portavoces. Asimismo, 'El regreso de Ben' va perdiendo credibilidad a medida que va dejando de ser un drama de cámara para convertirse en algo parecido a un 'thriller'. En todo momento, eso sí, Julia Roberts deslumbra en la piel de una madre obligada a pagar al precio del amor incondicional.

'El regreso de Ben': a merced de la adicción (leer noticia)