Ir a contenido

Por su título resulta obvio que esta película ha sido diseñada con dos objetivos: uno, relatar cómo creó Charles Dickens su célebre novela 'Un cuento de Navidad'; el otro, ilustrar cómo la popularidad del libro ayudó a convertir el 25 de diciembre en un masivo fenómeno cultural. Es una pena que no logre cumplir ninguno. Por un lado, no explica cómo la navidad funcionaba antes del escritor y solo menciona de pasada cómo cambió después de él; por otro, su retrato de un autor al borde de un ataque de nervios es un sopor. Todo cuanto en última instancia se contenta con hacer es recordarnos que la caridad es buena, y el capitalismo malo.

'El hombre que inventó la Navidad': Dickens, pero menos (leer noticia)