Ir a contenido

Mientras mezcla sin reparos elementos de 'La habitación del pánico' (2002), 'La jungla de cristal' (1988) y 'Venganza' (2017), este rudimentario 'thriller' sugiere que el amor materno prepara a cualquier mujer para ser una heroína de acción. Durante un rato es divertido contemplar a su protagonista emular a Rambo y a MacGyver, hasta que empiezan a hacer mella los boquetes argumentales, la falta total de tensión dramática, los imposiblemente torpes villanos y el hecho de que en ninguna de sus secuencias de acción -ni siquiera en las que transcurren a cámara lenta- sea posible saber exactamente qué está sucediendo.

'Asalto en la noche': armas de madre (leer noticia)