11 jul 2020

Ir a contenido

Los restos mortales de la actriz Rosa Maria Sardà, que ha muerto este jueves a los 78 años víctima de un cáncer, han sido trasladados sobre el mediodía de este viernes del Tanatorio de Sancho de Ávila de Barcelona al Crematorio de Montjuïc, donde ha sido despedida en un acto "estrictamente privado", al que han asistido sus familiares y amigos más directos.

Rosa Maria Sardà, incinerada en un acto "estrictamente privado" en Montjuïc (leer noticia)