La Unión Europea (UE), una de las mayores potencias económicas mundiales, se está dejando manipular por el régimen autoritario turco, cuya maltrecha economía depende de las exportaciones al mercado europeo. El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, se siente fortalecido debido a la dependencia europea de su control migratorio, a la división y debilidad política de la UE y al papel de Turquía de aliado “valioso” en la OTAN reconocido por Estados Unidos el 23 de marzo.

La UE, manipulada por Erdogan (leer noticia)