Ir a contenido

Una familia melodramática, un humorista sin gracia y los inevitables trogloditas de las redes sociales han elevado una reserva de hotel errónea a crisis diplomática. Las relaciones entre China y Suecia pasan por turbulencias que incluyen amenazas de boicot y exigencias de respeto. El amontonamiento de ingredientes aconseja un orden cronológico.

Un programa satírico sueco tensa las relaciones entre Pekín y Estocolmo (leer noticia)

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.