24 oct 2020

Ir a contenido

El espectáculo político más codiciado y temerario de América vuelve a rodar como un bólido en llamas. Donald Trump regresó el lunes a la arena, diez días después de haber dado positivo por coronavirus, con un mitin multitudinario en Florida en el que volvió a saltarse todos los protocolos de seguridad frente al coronavirus mientras un público entregado le recibía al grito de “te queremos” y “cuatro años más”. El presidente de Estados Unidos no les decepcionó. Durante una hora de discurso a pulmón abierto, volvió a ser el Trump de siempre sobre el escenario, una mezcla de humorista, telepredicador, demagogo y populista flamígero para demostrar que afronta con vigor renovado las tres semanas que decidirán el futuro de su país.

Trump vuelve a los mítines con vigor renovado y sin protocolos de seguridad (leer noticia)