Ir a contenido

Theresa May sigue en el cargo. La primera ministra británica ha superado la moción de confianza que había presentado contra ella un grupo de diputados euroescépticos conservadores descontentos con su plan para el brexit. Pero el resultado, 200 votos a favor de la líder, frente a 117 en contra, anunciado a las nueve en punto de la noche en Londres, por el presidente del Comité 1922, Graham Brady, mostró el peso considerable que siguen teniendo los euroescépticos radicales e incluso el descontento con May de otros miembros más moderados del Partido Conservador.

May sobrevive a la batalla contra los 'tories' más euroescépticos (leer noticia)