Menos de tres meses después del asalto por parte de una turba al Capitolio de Washington, una insurrección en la que murieron un policía y cuatro de los asaltantes, otro episodio de violencia ha sacudido el lugar, donde solo hace unas semanas se empezaron a relajar ligeramente las intensas medidas de seguridad establecidas tras la violencia vivida el 6 de enero. Un agente de la policía del Capitolio ha muerto y otro ha resultado herido después de que un conductor los arrollara con su vehículo. El sospechoso, que ha salido armado con un cuchillo tras estampar el coche contra una barricada de cemento y ha recibido disparos de la policía, ha fallecido. 

Un policía muerto y otro herido en un atropello en el Capitolio (leer noticia)