Ir a contenido

Alemania está viviendo en las calles el auge ultraderechista ya escenificado en el parlamento federal. Tras un fin de semana convulso, este lunes más de 1.000 militantes del espectro ultraderechista alemán volvieron a salir a las calles de la ciudad de Chemnitz, al este del país, para protestar por el asesinato de un joven alemán de origen cubano, muerto en una trifulca en la que podrían estar involucrados dos inmigrantes.