Ir a contenido

La Franja de Gaza se ha levantado con una tensa calma, con las escuelas, universidades, oficinas e instituciones oficiales cerradas y parte de su población que no ha ido a trabajar como precaución, tras la ola de intensos bombardeos efectuados la noche del lunes por Israel en represalia al cohete lanzado desde el enclave el lunes que hirió a siete israelís.

Gaza vive una calma tensa tras una noche de bombardeos israelís (leer noticia)