Ir a contenido

En contra de lo que establece la legislación internacional, los asentamientos judíos en los territorios ocupados palestinos han dejado de ser ilegales para Estados Unidos. Así lo ha anunciado este lunes su secretario de Estado, Mike Pompeo, en una decisión que rompe con la postura mantenida por Washington desde hace cuatro décadas y sirve para avalar las políticas expansionistas emprendidas por los sucesivos gobiernos israelís desde que comenzara la ocupación en 1967. “El establecimiento de asentamientos civiles israelís en Cisjordania no es por sí mismo inconsistente con la ley internacional”, ha dicho Pompeo al anunciar el cambio de postura. El anuncio es un clavo más en el féretro de los dos Estados, la fórmula abrazada por la comunidad internacional para solucionar el conflicto.

Los asentamientos judíos en la Cisjordania ocupada dejan de ser ilegales para EEUU (leer noticia)