Ir a contenido

Jarro de agua fría para los esfuerzos mediadores del Kremlin en la guerra de Libia. El mariscal Khalifa Haftar, líder de la oposición armada que controla todo el este del país, ha abandonado este martes por la mañana Moscú sin estampar su firma en el acuerdo para apuntalar el alto el fuego vigente desde el fin de semana pasado.

Fracasa la reunión entre los líderes de las facciones libias organizada por el Kremlin (leer noticia)