Ir a contenido

Una tienda de cigarrillos electrónicos, una dependienta que está sola, ausencia de medidas de seguridad... El escenario ideal para un atraco, ¿no? ¿Qué podía salir mal? Pues, en esencia, todo. Eso es lo que le sucedió al atracador que el pasado 2 de septiembre pretendió asaltar uno de esos establecimientos en Denver (EEUU).

¿Es este el atracador más torpe del mundo? (leer noticia)