Corea del Norte mostró sus nuevos misiles que pueden ser eyectados desde submarinos en el desfile del militar del jueves para que los viera el mundo entero y, en particular, el inminente relevo en la Casa Blanca. Se desconoce cuánto mejora el nuevo ingenio, recibido por la prensa nacional como “el más poderoso del mundo” y otros ditirambos, al arsenal norcoreano. Ya contaba Pionyang con ellos y sobran fotografías de sus ensayos. El mayor tamaño de los últimos insinúan también un mayor alcance pero faltan pruebas para calcularlo. La teoría militar sienta que los proyectiles eyectados desde submarinos son más difíciles de detectar y que su capacidad de vuelo es inversamente proporcional a la distancia de las costas de los objetivos. 

Pionyang llama la atención de Biden con un nuevo misil (leer noticia)