Ir a contenido

Las negociaciones de divorcio entre la Unión Europea y el Reino Unido han entrado esta semana en su recta final con un escollo de última hora llamado Gibraltar. España no está satisfecha con cómo ha quedado reflejado en el acuerdo la relación futura con el Peñón y ha exigido aclaraciones y cambios al negociador jefe de la UE, Michel Barnier. O se retocan los textos –tanto el acuerdo de retirada pactado entre Bruselas y Londres como la declaración política sobre la relación futura- o no dará su visto bueno.

España pide garantías sobre Gibraltar para aprobar el acuerdo del 'brexit' (leer noticia)