Ir a contenido

En un original guiño a la integración y contra la política migratoria de Donald Trump, el arquitecto de California Ronald Rael ha ideado unos balancines que atraviesan el muro de México. De esta manera, uno de los asientos se encuentra en México y el otro en EEUU. Los niños de uno y otro lado juegan juntos. Ha sido la particular manera del arquitecto de expresar la interconexión entre los humanos y cómo lo que unos hacen afecta al resto.

Balancines para la integración en el muro de México (leer noticia)