Ir a contenido

Naciones Unidas ha pedido a Australia que estudie conceder asilo a la joven saudí de 18 años que huyó a Tailandia para no volver con su familia por el temor a ser asesinada por sus familiares al haber renunciado al islam.

La ONU considera refugiada a la joven saudí que renunció al islam y pide a Australia que le dé asilo (leer noticia)