Audio de Robert Durst: "Los maté a todos, por supuesto"

La confesión que se le escapó al multimillonario neoyorquino Robert Durst ("Los maté a todos,  por supuesto") en el rodaje de una serie documental sobre su vida de la HBO le puede costar la pena de muerte. La justicia de Los Ángeles ha reabierto uno de los casos de los que Durst, ya en prisión en Nueva Orleans y pendiente de ser trasladado a la ciudad californiana, siempre fue sospechoso: la muerte de su amiga la escritora Susan Berman en el 2000. La fiscalía le ha acusado formalmente de matar a Berman de un disparo en la cabeza. Este cargo por asesinato le podría suponer a Durst la pena de muerte.