04 ago 2020

Ir a contenido

La escena es conmovedora. Uno a uno, los policías que participaron en el asalto para liberar a los rehenes del Museo del Bardo van saliendo del edificio. Compañeros agentes les hacen un pasillo y les aplauden, entre palmadas a la espalda. Todos están conmocionados pues un policía ha muerto en la acción policial.

Ovación cerrada para 'Akeel', el perro policía muerto en el asalto al museo (leer noticia)