Ir a contenido

Shinji Aoba gritó 'pakuri' a los agentes que lo detuvieron. 'Pakuri', el plagio de una obra artística, está detrás de los 33 fallecidos y docenas de heridos en el incendio de unos estudios de animación de Kyoto. El país se ha despertado conmocionado por la peor matanza desde la Segunda Guerra Mundial, preguntándose por los límites de la sinrazón humana y cómo un tipo pudo entrar tan fácilmente con ese arsenal destructivo en una compañía que había recibido amenazas de muerte.

El pirómano de Kyoto Animation se vengaba del plagio de una novela (leer noticia)