Ir a contenido

En su segundo año al frente del equipo de decoradores de la Casa Blanca por estas fechas, Melania Trump ha decidio ensalzar los valores patrios de Estados Unidos a base de cientos de guirnaldas, adornos y luces que engalanarán hasta fin de año la Casa Blanca. Si el año pasado el leitmotiv eran las Tradiciones honradas con el tiempo, el color blanco y el Cascanueces de Tchaikovski (primera ornamentación temática de la residencia presidencial escogida por Jacqueline Kennedy en 1961), este año la primera dama ha dado rienda suelta a la explosión de los colores vibrantes y al barroquismo.

Melania Trump, criticada por los 'árboles de sangre' navideños de la Casa Blanca (leer noticia)