23 oct 2020

Ir a contenido

David Beckham ha pasado gran parte de los últimos meses retirado con su familia en su casa de Cotswolds, una finca campestre valorada en más de seis millones de libras, a menos de dos horas de distancia de Londres y con un impresionante paisaje verde con hermosas aldeas donde el tiempo parece haberse detenido. Durante el confinamiento, el exfutbolista, de 45 años, se ha ha hecho amante de las abejas en este bucólico lugar.

David Beckham venderá su propia miel orgánica (leer noticia)