Ir a contenido

Una amante de los perros crea réplicas de mascotas que caben en la palma de la mano y cuestan unos 300 euros.