31 oct 2020

Ir a contenido

No es fácil pensar a largo plazo cuando arrecia la incertidumbre de una pandemia mundial que dura más de medio año y que no tiene visos de terminar. La preocupación de una gran parte de las empresas -especialmente de las pymes, que suponen alrededor del 99% del tejido empresarial- es cconseguir mantenerse a flote hasta que se recupere una cierta normalidad. Pagar a los proveedores, mantener a los clientes en medio de una brutal recesión económica, que su actividad no se vea suspendida por imperativo de las Administraciones... son las prioridades de muchas de las compañías de nuestro país en estos momentos.

La sostenibilidad, una apuesta estratégica para las pymes (leer noticia)