Ir a contenido

Normalidad en la zona de facturación de Ryanair en la T-2 del aeropuerto de El Prat.