23 feb 2020

Ir a contenido

Naturgy cerró el ejercicio 2019 con un beneficio neto de 1.432 millones de euros a la espera de que se apruebe el recorte definitivo a la distribución de gas plateado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El año pasado la compañía tuvo unas pérdidas de 2.822 millones por la depreciación de activos de las centrales tradicionales efectuada por Francisco Reynés al llegar a la compañía. En términos ordinarios, la energética ha mejorado sus resultados en un 15%.

Naturgy vuelve a beneficios con una ganancia de 1.400 millones (leer noticia)