01 dic 2020

Ir a contenido

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, está centrando sus esfuerzos en adaptar la compañía a la situación generada por la pandemia. Reconoce el desplome de los ingresos pero asegura que lo más importante en estos momentos es buscar las fórmulas para recuperar la actividad, por lo que el plan estratégico debe ser readaptado. Las inversiones previstas de 857 millones para el año que viene contemplan la renovación de trenes. Renfe quiere crecer en Catalunya y mejorar la imagen percibida de sus servicios, muy dependientes de las infraestructuras. Para ello, desea estrechar sus lazos con la Administración y Táboas se muestra partidario de firmar un contrato de Rodalies con la Generalitat. En el caso del AVLO, el tren de alta velocidad 'low cost', Renfe quiere que el servicio se ponga en marcha cuanto antes, pero para ello requiere una alta ocupación que la pandemia dificulta. La compañía quiere promover el turismo ferroviario y ha decidido que existan alternativas para que el AVLO pare en todas sus estaciones si existe demanda. Será posible tomar un AVLO en Girona, por ejemplo, para ir a Madrid.

Táboas: "El AVE ' low cost' parará en Girona, Lleida y Tarragona" (leer noticia)