La gran cita del fútbol vasco encumbró a la Real Sociedad, que conquistó su primer titulo en 34 años. No fue una final maravillosa, ni mucho menos, pero sí cumplió con la incertidumbre, tensión y nerviosismo que siempre caracterizan a estos duelos. Un penalti de Iñigo Martínez sobre Portu convertido por Oyarzabal catapultó a los donostiarras en Sevilla (0-1) y hundió al Athletic, que ha perdido sus cinco últimas finales de Copa. 

La Real alcanza la gloria 34 años después (leer noticia)