Ir a contenido

No ha habido escándalo. De momento. No se ha generado polémica alguna. Nadie ha puesto el grito en el cielo. Tal vez porque se trata del intocable Valentino Rossi, el icono del motociclismo mundial y el hombre que, tras renovar por el equipo Movistar-Yamaha hasta finales del 2020, recibió el elogio de todo el ‘paddock’ de MotoGP porque, según todos, “sigue siendo un ejemplo para jóvenes y veteranos”, como reconoció el tricampeón mallorquín Jorge Lorenzo (Ducati) en unas declaraciones el viernes del Gran Premio de Qatar.

Rossi duchó a la azafata del podio de Qatar, pese a estar prohibido (leer noticia)