No está, ni sabemos, aunque ya lo intuimos, cuando volverá. No corre, no gana, no impone y, sin embargo, fue el protagonista del Mundial-2020 de MotoGP, cuyo título heredó el mallorquín Joan Mir (Suzuki), y vuelve a ser, lo siento (o no), el artífice de la primera conferencia de prensa del Mundial-2021, precisamente porque todo el mundo lo esperaba y, sin embargo, los médicos, sus médicos, le han pedido que tenga paciencia, que no corra, él que lo hace todo a 350 kilómetros por hora.

Arranca MotoGP esperando el regreso de Márquez (leer noticia)