28 feb 2020

Ir a contenido

Una guerra civil de imprevisibles consecuencias se ha iniciado en el Barça. En un momento en que se iba pacificando el panorama con la cuarta victoria en cinco partidos de Quique Setién, y solo quedaba alterado por el nuevo mazazo de la lesión de Ousmane Dembélé que descarta su reaparición esta temporada, el conflicto se instala en el Camp Nou.

Messi condena a Abidal y abre una crisis profunda en el Barça (leer noticia)