Ir a contenido

Después de protagonizar uno de los grandes premios más vibrantes y, a la vez, fogosos y polémicos de la última década, en el circuito argentino de termas de Río Hondo, donde el tetracampeón catalán de MotoGP, Marc Márquez (Honda), chocó con Aleix Espargaró (Aprilia) y, posteriormente, con Valentino Rossi (Yamaha), provocando su caída, el joven de Cervera (Lleida), viajó a Sao Paulo para un evento publicitario de Estrella Galicia, uno de sus principales patrocinadores. Por petición de UNICEF, Márquez alargó su estancia en la ciudad brasileña y vivió un día intenso con los niños en una de sus favelas.

Márquez comparte juegos y baile con los niños de una favela de Sao Paulo (leer noticia)