Ir a contenido

Después de la espantada de Robert Moreno el lunes tras el partido de la selección española frente a Rumanía, el presidente de la Federación, Luis Rubiales, se ha puesto ante la prensa para hacer oficial la vuelta de Luis Enrique al cargo de seleccionador (hasta el Mundial de Catar 2022) y, a la vez, para culpar al ausente Moreno de precipitar la decisión y de provocar el terremoto con el que se ha intentado solucionar el entuerto. “No veo un fallo en la forma de actuar de la Federación”, llegó a decir Rubiales en medio de su alegato, salpicado de insignias auto impuestas de rigor y transparencia, con menciones constantes al trágico problema personal de Luis Enrique para poner en valor su papel.

Rubiales anuncia la vuelta de Luis Enrique y carga contra Robert Moreno (leer noticia)