21 sep 2020

Ir a contenido

En una cosa están de acuerdo demócratas y republicanos en estas elecciones: ambos ven al candidato del partido rival como una amenaza existencial para Estados Unidos, sus libertades, su democracia y su seguridad. Ese es el mensaje que transmitieron anoche los conservadores en la primera jornada de la Convención republicana, que sirvió también para nominar oficialmente y por unanimidad a Donald Trump como candidato a la reelección. Su partido había prometido un cónclave optimista y vigorizante para recordarle al país "la promesa de América" en estos tiempos convulsos, pero acabó vendiendo una realidad tan tétrica como distópica para meter miedo sobre una eventual presidencia demócrata. Un discurso que combinaron con mensajes para intentar blanquear la gestión presidencial del coronavirus.

Los republicanos presentan a Biden como una amenaza existencial para EEUU (leer noticia)