Ir a contenido

La Conmebol decidió que la postergada final de la Copa de Libertadores se dispute el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu a las 20.30 hora de España y con la presencia de hinchas de los dos equipos, algo que resulta imposible en Argentina desde el 2013.

El River-Boca se jugará en el Bernabéu (leer noticia)