Ir a contenido

El mercado del automóvil está atravesando actualmente un punto de inflexión. El nuevo umbral de emisiones de CO2 previsto para 2021, la electrificación, así como las dudas y la contención de los compradores (provocada por los mensajes confusos negativos a nivel político) está arrojando un panorama de descenso de un 5,7% en el primer semestre de este año. Estas dudas del mercado motivarán una pérdida de 45.000 matriculaciones. No obstante, el sector mantiene su músculo y, tras cerrar un 2018 con un crecimiento del 6,9%, los fabricantes confían en recuperar un poco el pulso antes de que acabe el año.

Los fabricantes de automóviles vaticinan un descenso de ventas del 3% en el 2019 (leer noticia)