Ir a contenido

Le Mans tiene algo especial. Sus casi 100 años de historia están plagados de historias como la de esta edición. Dos coches, dos tripulaciones, dos Toyota peleando durante 24 horas con diferencias entorno a un minuto. Y cuando todo parecía destinado a la victoria del número siete pilotado por Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López, un pinchazo mientras pilotaba el argentino en la última hora,entregó la victoria al número ocho de Sebastian Buemi, Kazuki Nakajima y Fernando Alonso que cierran una temporada redonda: dos victorias en la icónica carrera y el título del Mundial de Resistencia.

Alonso gana las 24 horas de Le Mans y se hace con el Mundial de Resistencia (leer noticia)