Ir a contenido

Cuarenta años después, el partido sigue siendo tremendo, la prórroga escalofriante, el resultado casi único , la victoria inigualable, sin precedentes (hasta aquel momento), la gesta, el hito, la conquista, histórica, pero lo que sigue vivo fue la movilización azulgrana, el apoyo, el comportamiento, el despliegue, la unión, la simbiosis que se produjo, aquel 16 de mayo de 1979, entre el equipo y la ‘gent blaugrana’.

40 años del Barça en Basilea: "Tenim la Recopa, ara l'Estatut" (leer noticia)