Ir a contenido

Cientos de voluntarios apoyan a guardias, policías, bomberos y agentes forestales en el intento de encontrar a Blanca Fernández Ochoa. La medallista olímpica desapareció el 23 de agosto dejando el móvil en casa y su coche aparcado junto a una ruta de senderismo en Cercedilla (Madrid). En una zona abrupta de cosque cerrado y de escasa visibilidad, por lo que los perros y caballos son clave en el intento de que la montaña devuelva a Blanca.