11 jul 2020

Ir a contenido

Acabado el entrenamiento aparece Arturo Vidal puntual en la pantalla. Incluso llega un par de minutos antes de la hora prevista para conversar con EL PERIÓDICO vía telemática. Está tranquilo y relajado, a pesar de los constantes comentarios sobre su futuro, que le vinculan con un próximo retorno al fútbol italiano, donde ya brilló con la Juventus que perdió, precisamente, la final de Berlín-2015 con el imparable Barça del tridente. Llega, se atusa con mimo, una y otra vez, la cresta, mientras sonríe.

Entrevista con Arturo Vidal: "Tras la pandemia, la cabeza es lo más importante" (leer noticia)