No ha sido este un año normal. Y para el mundo de la restauración, más bien horroroso, tétrico. Pero Michelin no ha querido dar un paso atrás y se ha atrevido a lanzar la guía, tan esperada siempre, y esta vez con más ansias si cabe. Porque el trabajo de los inspectores estaba hecho a medias justo antes de la declaración del estado de alarma, y porque luego lo remataron, alargando jornadas de trabajo con ayuda de inspectores de otros países y posponiendo la entrega a la imprenta hasta principios de octubre.

Catalunya y Galicia triunfan en la guía Michelin 2021 (leer noticia)