Ir a contenido

Violentos huelguistas atacan un coche de Cabify durante la huelga de taxis en Barcelona.