Ir a contenido

Lo escribió con estas exactas palabras Morten A. Stroksnes en esa perla narrativa que Ediciones Salamandra publicó hace ahora un año, ‘El libro del mar’, libro siempre recomendable: “Pocas cosas hay más peligrosas que un cachalote en celo, bestia mayor que un Tyrannosaurus rex”. Una advertencia así nunca se olvida y sobre todo quita el hipo ahora que la Associació Cetàcea, un grupo de biólogos y veterinarios consagrados a la observación de los mamíferos de la costa barcelonesa, ha grabado a vista de dron una hermosa cachalote frente al Garraf, a solo 22 millas náuticas de Sitges. Nadaba en compañía de otros cuatro ejemplares. Fue el pasado 27 de abril, jornada de reflexión en tierra firme, pero en el Mediterráneo, ¡ay!, era hora de emerger, abrir el espiráculo y resoplar.

Los cachalotes resoplan por el Garraf (leer noticia)