Mientras muchos barceloneses desentierran esta semana del armario sus chanclas o apuran su 'operación biquini', el ayuntamiento recrea ya con precisión como será la Navidad de diseño que prometió hace un año. Este martes ha presentado las imágenes virtuales que firma el Estudi Antoni Arola, ganador del concurso que abre una nueva etapa en la iluminación festiva de la ciudad, con el reto de crear un modelo propio e identitario, que este 2021 comenzará a implantarse en tres ejes neurálgicos (plaza de Catalunya, Gran Via y Aragó), pero en próximos años se extenderá como una mancha de aceite. El consistorio impulsa así un cambio que el comercio de Barcelona lleva más de un lustro reivindicando, y lo rubrica con un incremento del 24% en sus presupuestos para parafernalia navideña, que en este ámbito serán de 2,06 millones de euros.

Así será la nueva iluminación de Navidad de diseño en Barcelona (leer noticia)