Ir a contenido

Algún robo esporádico puede considerarse normal en los comercios de cualquier barrio. Pero en Sant Antoni los casos han aumentado notablemente en los dos últimos meses y han desatado la alarma entre los comerciantes, agrupados ya en redes sociales bajo la causa "stop robatoris a Sant Antoni". Los asaltos tienen lugar con nocturnidad y alevosía, cuando los establecimientos están cerrados. El colectivo aglutina ya a 82 vendedores en un grupo articulado desde whatsapp y twitter, donde estiman más de una veintena de robos. No obstante, el próximo lunes han convocado una reunión para que afloren nuevos casos que no estén en la red y consensuar medidas a tomar.

Alerta en Sant Antoni por los robos nocturnos a comercios (leer noticia)